COMPRAR UNA VIVIENDA: ECHAR RAÍCES

Antes de mirar casas en diferentes inmobiliarias Barcelona debes de tener claro que las características de la vivienda serán claves para tu futura vida allí. La compra de un inmueble no es tarea sencilla: una buena toma de decisiones puede evitarte muchos quebraderos de cabeza en el futuro.

Vivir de alquiler tiene muchas virtudes como son la libertad de movimientos (los contratos por alquiler pueden ser desde tres meses a cinco años, por ejemplo), el abaratamiento del coste de la vida domiciliar a corto plazo o el sentido nómada que te ofrece: si quieres cambiar de vivienda sólo has de mudarte sin por ello perder dinero.

Sin embargo, llegado el momento se nos antoja el echar raíces en un determinado barrio (quizás donde hemos vivido durante toda nuestra vida o en la zona donde trabajamos) y nos ponemos a mirar casa sin saber muy bien en qué debemos fijarnos. Y es que no es lo mismo estar de paso que quedarse toda una vida.

Es entonces cuando nos volvemos locos preguntando a amigos diseñadores, arquitectos, aparejadores…buscando una ayuda que nos valga de apoyo para encontrar nuestra casa ideal en la que compartir recuerdos.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LA VIVIENDA

Aunque no sea necesario llevar una libreta en el bolsillo (las tecnologías bien que nos han ayudado a ello), sí que has de tener ciertos aspectos clave para poder encontrar tu casa ideal. Para empezar, es muy importante que te fijes en el espacio de la vivienda y cómo está organizada su distribución. No es lo mismo si piensas en formar una familia, montar tu empresa u oficina en casa o si eres coleccionista de libros, ropa o similar y necesitas mucho espacio de almacenamiento.

La orientación también es importante, igual que el planteamiento de los muebles dentro de casa. En decoración recibe el nombre de feng shui y es el arte ancestral chino que busca mejorar nuestro ambiente por medio de lo armónico. Respecto a la orientación, deberás tener en cuenta si quieres una vivienda exterior o disfrutar del silencio que una casa interior te da.

Otros factores a tener en cuenta son las instalaciones de agua, gas, electricidad, la calefacción, los acabados y calidades de la construcción del inmueble o cómo se encuentran conservados los elementos propios del edificio (grietas, humedades) así como sus tipos de ventanas y puertas. Ten en cuenta que el ahorro de energía es un plus cada vez más revalorizado.