EL MUNDO DEL MOTOR EN INTERNET

Cada vez son más las posibilidades que internet nos ofrece en lo que a economía de mercado se refiere. Si hasta hace menos de dos décadas prácticamente era una utopía sentarse frente al ordenador, hacer la lista de la compra y añadir productos al carrito como si estuviéramos en los pasillos de unos grandes almacenes, actualmente es una realidad que cada vez tiene más seguidores.

Las redes sociales y los perfiles más conocidos de cada país nos enseñan que los recibos tras compra online están a la orden del día, y no dudan en mostrarnos mediante fotografías o, incluso, vídeos de escueta vida virtual, cómo, cuándo y de qué manera ha llegado su regalo o pedido. ¡No pierden el tiempo en mostrar hasta donde puede llegar el inescrutable mundo internáutico!

Aunque pueda parecerte extraño, el mundo del motor también sale ganando en esta nueva apertura de mercados y no son pocos los portales que renuevan catálogo por la red o, llegado el caso, amplían la oferta virtual ante el aumento de demanda. Uno puede cotillear, comparar y comprar desde tapacubos hasta nuevas llantas o pegatinas a la última moda para su vehículo. Incluso puedes comprarte un coche de segunda mano o kilómetro 0 desde internet. Si no te lo crees, solo tienes que mirar el siguiente enlace: importarcoches.com.

LA NUEVA MODA: UN AUTOMÓVIL IMPORTADO

A menudo ocurre que hasta que no lo vemos, no nos creemos que ciertos precios sean reales y menos aún que tengan esas características que aparecen en los folletos. El ser humano medio realiza más visitas de las necesarias a grandes superficies y tiendas especializadas por este motivo: no fiarse viene en nuestro ADN.

Por suerte, cada vez son menos los desconfiados y más los que confían en el comercio seguro que mueve millones cada día de una punta a otra del planeta. Incluso en lo relacionado a los coches. Los automóviles importados es una moda que cada vez tiene más adeptos. La razón es bien sencilla: si el negocio lo encuentras desde un portal seguro, todo lo relacionado a los papeles burocráticos y de garantías lo encontrarás a mejor precio que en automóviles nacionales.

Aunque parezca increíble, adquirir un coche de segunda mano en países como, por ejemplo, Alemania, es más económico para nuestro bolsillo que comprar el mismo modelo y características en Madrid. Y sin enfarragarse en problemas logísticos, legales ni por asomo.