Como cuidar los expositores de metacrilato

Los expositores de metacrilato son una excelente herramienta para cualquier empresa, en especial porque ofrecen muchas ventajas interesantes. Al hablar de expositores sobremesa, son muy útiles para mostrar información a los clientes potenciales sobre tus productos, y estos se pueden reutilizar cuantas veces quieras con diferentes productos.

Sin embargo, debes tener en cuenta algunos cuidados que resultarán fundamentales para que puedas conseguir los mejores resultados. Estos los he reunido en este post, con la finalidad de que puedas darles una mayor vida útil a tus expositores de metacrilato.

Consejos para el cuidado de los expositores de metacrilato

Si ya estás usando expositores de metacrilato en tu empresa, seguramente quieres aumentar su durabilidad para que se reduzcan los costes. Para ello, debes seguir estos consejos:

Manipula correctamente los expositores

A pesar de que el metacrilato es un material altamente resistente, debes asegurarte de que manipularás muy bien cada pieza. Se recomienda no tomar los expositores por los extremos porque son los puntos más débiles de los mismos.

Siempre se recomienda sostener los expositores por el centro o por las zonas más resistentes, consiguiendo así que no se produzcan daños al mismo. Una mala manipulación puede causar grietas o incluso podrá romper los expositores por completo.

Limpieza adecuada

La limpieza es otro punto muy importante que debes tener en cuenta cuando hablamos de los expositores de metacrilato. En todo caso, la limpieza debe hacerse con un paño húmedo, para asegurarte de que retirarás el polvo y el exceso de suciedad.

Evita hacer la limpieza con cualquier producto químico o con alcohol, porque estos afectarán al metacrilato de forma negativa y puede perder su brillo. En caso de ser necesario, se recomienda el uso de un jabón neutro en poca cantidad, asegurándose de retirar todo el jabón de la superficie para que este no la vaya a dañar.

Retirando pegamento del metacrilato

Puede que tengas un problema con pegamento de alguna cinta que colocaste en el metacrilato y ahora no sabes cómo retirarlo. No te preocupes porque es realmente sencillo, lo único que debes hacer es humedecer un paño con un poco de alcohol.

Este lo frotarás directamente sobre el pegamento para que este vaya retirándose de la superficie, teniendo mucho cuidado de no tocar el metacrilato. Recuerda que, debes evitar el contacto del alcohol con el metacrilato, o este producirá un efecto conocido como rash, el cual hará que el metacrilato pierda todas sus propiedades y su brillo.