Como cuidar tus pastillas de freno

El sistema de frenado será básico en tu vehículo, en especial porque este te permitirá detenerte con seguridad siempre que esté en buen estado. Para conseguir el mejor precio pastillas de freno para el cambio, te recomiendo que visites el taller de Aurgi, porque allí encontrarás las mejores opciones para cambiar tus frenos.

Pero, puede que no conozcas todos los cuidados que puedes tener con tu sistema de frenos para mantenerlo en buen estado. Por este motivo, he preparado este post para ti, con la finalidad de que puedas asegurarte de cuidar tus frenos de una forma óptima.

Consejos para el cuidado de las pastillas de freno

Cuidar las pastillas de freno es realmente sencillo, puesto que simplemente debes seguir estos consejos que resultarán básicos:

Evita el sobrecalentamiento

Esta es una de las principales cosas que debes hacer para que tus pastillas de freno se mantengan en buen estado. Debes asegurarte de no usar demasiado los frenos, en especial en zonas donde existan muchas bajadas porque puedes sobrecalentarlos.

En estos casos, lo mejor es utilizar el frenado del motor para disminuir la velocidad de tu vehículo. Recuerda que, si los frenos se cristalizan pueden causar graves averías a los discos de freno, y el coste de reparación será mucho más alto.

No desgastes demasiado tus pastillas

El desgaste de las pastillas de freno es un punto fundamental que debes tener en cuenta, en especial porque estas no deben desgastarse demasiado. La mayoría de talleres mecánicos recomiendan hacer el cambio cuando las pastillas aún tienen un 30% de la goma.

Puedes apurar un poco más las pastillas de freno, haciéndolas llegar hasta los 3mm como máximo. Si se pasan de este nivel, pueden dañar tanto el disco como el pistón del freno, lo que llevará a que se rompa todo el sistema de frenos y cause averías graves al mismo.

Realiza las revisiones periódicas

Las revisiones periódicas serán fundamentales para que mantengas tu vehículo en perfecto estado y que mantengas un buen nivel de seguridad. Se aconseja llevar el coche al taller por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para hacer la revisión y mantenimiento de los frenos.

En estas revisiones se medirá el nivel de líquido de frenos para que sea el óptimo para conservar una buena capacidad de frenado. También se debe ajustar la distancia de frenado para que puedas conseguir el máximo nivel de seguridad, y así evitarás cualquier tipo de accidente en las vías.