Consejos para tratar un esguince de tobillo

En cualquier momento podrías sufrir de un accidente que te produzca un esguince de tobillo bien sea en algún deporte o en tu vida cotidiana. Para el mejor tratamiento te recomiendo visitar valdepenas fisiosalud, porque allí encontrarás a profesionales altamente cualificados que te brindarán un servicio de primera.

Pero, también existen algunos cuidados que debes tener en consideración cuando sufres de cualquier esguince de tobillo. Estos los he reunido en este post, para que puedas aplicarlos de inmediato si sufres de un esguince de tobillo que sea leve y que no requiera de una cirugía.

¿Cómo se trata un esguince de tobillo?

Para que puedas tener una recuperación más rápida de un esguince de tobillo, debes fijarte en los siguientes aspectos básicos:

Reposo

Será fundamental que evites cualquier tipo de actividad que te produzca dolor, molestias o hinchazón en tu tobillo. Esto con la finalidad de que puedas evitar que se produzcan daños en tu tobillo y así evitarás cualquier inconveniente. Por esto, lo ideal será inmovilizar el miembro afectado para evitar cualquier tipo de inconveniente.

Crioterapia

La aplicación de hielo será fundamental para ayudar a reducir la inflamación que se produce en la zona afectada. Se recomienda sumergir la zona afectada en hielo o agua helada por períodos de 15 a 20 minutos y repetir el proceso cada 2 a 3 horas mientras estés despierto. Consulta con tu médico sobre este procedimiento si tienes pérdida de sensibilidad o enfermedades como diabetes.

Compresión

Para que puedas facilitar la circulación sanguínea y ayudar a que se desinflame mucho más rápido tu tobillo, puedes hacer un vendaje de compresión. Este se debe hacer desde la parte más alejada del corazón hacia arriba, con la finalidad de que se pueda tener una mejor circulación en general. Asegúrate de que no quede demasiado ajustado para que no interrumpas el flujo sanguíneo normal por tu pie.

Elevación

La elevación del miembro afectado también es un proceso que puedes hacer para que sea mucho más fácil el drenaje de los líquidos que causan inflamación. Lo ideal es que realices la elevación tumbada en la cama y que coloques tu pierna por encima del nivel del corazón. Así, la inflamación podrá disminuir de una forma mucho más rápida gracias a la acción de la gravedad.

Siguiendo estos consejos podrás hacer que tu esguince leve sane más rápido. Si se trata de un esguince de grado moderado a grave debes seguir las recomendaciones de tu médico.