Cuidados sencillos pero vitales de un todoterreno

Hacerle el debido mantenimiento a su todoterreno no es tan complicado como pareciera, menos si tiene en consideración algunos puntos clave. Lo difícil es si utiliza el mismo vehículo para circular por la ciudad y salir de off road, debido a que aun teniendo piezas que funcionen bien en ambas modalidades, hay otras que tendrán que ser cambiadas según el uso que tendrá el coche.

Algunos de los elementos que son imprescindibles de mantenimiento del 4×4 son:

Aceite de motor y su filtro: debe revisarse el nivel del aceite de motor y reemplazarlo según el kilometraje establecido; para determinar el periodo correcto puede guiarse por el manual de usuario. Algunos por querer mejorar las cualidades del lubricante le agregan aditivos; sin embargo, eso podría ocasionar un desequilibrio entre los componentes del aceite, haciéndole perder efectividad.

Filtro de aire: recuerde que el filtro es el pulmón de su vehículo, chequee si tiene demasiado polvo, si no es tanto puede probar limpiándolo, pero no duraría por mucho tiempo; además es probable que le cree problemas de aceleración. Lo más recomendable es sustituirlo, de esa manera se asegura de su buen estado y tendrá una vida útil más larga; la potencia del motor no mejorará con ello, pero sí será más fiable.

Refrigerantes: debe revisarse periódicamente tanto el nivel como el estado del refrigerante; así evita desperfectos que pudieran ocurrir si se contamina o si está por debajo del nivel adecuado. Alrededor el 50% de las averías del motor suelen ser por inconvenientes con la refrigeración.

Batería: verifique que los bornes no tengan signos de corrosión; en caso de que así sea, se pueden limpiar con un poco de bicarbonato. Revise que no existan cables sueltos y trate en lo posible de no encender y apagar continuamente el motor, ya que dicha acción le crea desgastes a algunos de los elementos vitales del 4×4.

Amortiguadores: asegúrese de que no presenten pérdidas de aceite y que no hayan piezas flojas o faltantes. En el momento en el que se cambien los amortiguadores, pruebe que no restrinja el recorrido de la suspensión.

Embrague: mire que el embrague esté bien sujeto en su sitio y trate de no operarlo en agua profunda o barro. Cuando lo utilice pise por completo su pedal, dado que al no hacerlo le genera demasiada presión a los discos del embrague y eso reduce su vida útil.

Llevarle el ritmo a las reparaciones de un todoterreno puede ser abrumador, sobre todo para el bolsillo. Una forma de reponer las piezas que amerite de manera económica es comprando en desguaces de 4×4. Si no conoce alguna empresa de este tipo, en la siguiente web podrá buscar por provincia y población, o solicitar su pedido completando el formulario que ofrecen.