Las rotulas y como comprobarlas

La suspensión es sumamente importante en la seguridad de los vehículos, y es fundamental el buen estado de los amortiguadores para circular sin problemas. Hay también otros componentes que son clave en el sistema de suspensión que son las barras estabilizadoras y los resortes (muelles, ballestas y barras de torsión).

No obstante, en el trabajo que desempeña la suspensión hay varios elementos más, que comúnmente no se les presta demasiada atención pero son igualmente importantes, como los tirantes de suspensión, los silentblocks y las rótulas. Estos se encargan de la unión del chasis y los componentes de la suspensión que permiten que la carrocería se pueda mover y, a su vez, elimina los ruidos y vibraciones.

Por lo que al ellos estar defectuosos, si se escucha un ruido extraño al pasar por algún bache, lo más probable es que sea cualquiera de los componentes antes mencionados. De entre todos los anteriores, vamos a ahondar un poco más en las rótulas.

Comprobación de los tipos de rótulas

Rótulas de dirección: es un proceso sencillo que solo es cuestión de ponerle cuidado. Esté atento si al conducir siente alguna vibración en el volante por la parte de adelante, eso es señal de que deben ser cambiadas, sobre todo si se siente suelta la dirección o si se le hace difícil manejarlo. También puede probar quitando las manos del volante mientras va en línea recta, si el coche se le va hacia un lado o zigzaguea, es probable que el problema sea una de las rótulas.

Otra forma de comprobarlas es llevar toda la dirección a la derecha y verifique si la rodadura de los neumáticos se ve desgastada, de ser así podría tratarse de la goma de la rótula.

Rotulas de suspensión: busque debajo del coche la articulación que va unida a la rueda y fíjese en la grasera. Esta suele asomarse alrededor de media pulgada de la parte inferior de la rótula. A medida que se va desgastando se hunde en el alojamiento; siempre y cuando sobresalga el saliente estará en buen estado la junta, si el saliente alcanza el mismo nivel del alojamiento o está más hundido, tendrá que sustituir la rótula.

Puede también colocar el gato en la rueda delantera debajo del brazo de control, lo más cerca que se pueda de la rótula. La rueda debe levantarse hasta que no toque el suelo, aun sin hacer esto puede notar que es difícil de moverlos para comprobar la holgura que haya en la unión.

En ocasiones surgen otros problemas a consecuencia de esto y muchos, al no estar dispuestos a lidiar con ello, deciden venderlos. Una forma muy rápida de conseguirla es vía Internet, en una web confiable como www.cochesparadesguace.com, en la cual, con solo rellenar el formulario se comunicarán con usted para mayor información y le realizarán la tasación gratuita.