Lo importante de la higiene en un restaurante

La higiene en general es muy importante lo miremos desde el punto que lo miremos, la verdad es que a todos nos gusta estar rodeados de limpieza, la suciedad es algo insalubre que nos afecta directamente y no debemos permitir bajo ningún concepto que esto ocurra. Hay gente que está obsesionada con la limpieza y prueba de ello la tenemos en que está sierpe con el trapo, siempre con el cepillo de barrer en la mano, no se le escapa ni una mota de polvo ni tampoco una miguita de pan, un punto en el que la limpieza se convierte en la parte principal de su vida y no le deja ocuparse de otro tipo de menesteres. La limpieza no es que sea importante es que es muy importante, pero en su justa medida, por ello debemos darle la importancia y el tiempo que se merecen, si ya hemos limpiado en casa el polvo dudo mucho que por la tarde sea necesario volver a limpiarlo, caso contrario en un restaurante en el que sí se debe estar todo el rato con el trapo en la mano.

Un restaurante lo pisan al día cientos de personas, imaginemos un vaivén de pisadas, de manos sucias sin parar, la verdad que como para no estar detrás de ellos todo el rato. Además, la gente pareciera que cuando no es suyo le diera todo igual, con eso de ya lo limpiaran que para eso le pagan, la verdad es que no es entendible si procuramos que la limpieza en casa sea absoluta ¿Por qué no lo hacemos en el resto de sitios que visitamos? Lo que no es de recibo y no cabe por lo menos en mi cabeza es que si no dejamos a nuestros hijos hacer determinadas cosas en la mesa de casa ¿Por qué lo permitimos en la mesa de un restaurante? Si de verdad supiéramos lo que cuidan en muchos sitios la limpieza nos daría pena mancharlo, tendríamos mucho más cuidado del que tenemos, conseguir una mantelería impoluta, unos delantales y unos paños de cocina tan relimpios es una combinación de mucho esfuerzo.

Resuntex es parte de ayuda en esto de que todo este como las patenas ya que gracias a él encontrar productos nuevos cuando no queda otra que reciclarlos es muy fácil. La ayuda común y el poner de nuestra parte nos lleva a un mundo más limpio en el que sentirnos todos satisfechos.