¿Por qué apostar por el E commerce argentino?

El E commerce viene teniendo resultados sorprendentes en la Argentina. En esta nota, hablaremos sobre algunas cifras e hitos clave para comprender cabalmente el rumbo del E commerce en la región. Mientras tanto, para más info, remitimos a este sitio.

 

El crecimiento ininterrumpido del E commerce

Comprar desde la comodidad de nuestras casas un producto ubicado en cualquier parte del mundo y recibirlo a los pocos días en nuestra puerta parece todavía una invención cienciaficcional para los más ancianos de nuestra sociedad.

Sin embargo, hoy ya (casi) nadie se sorprende. El E commerce es uno de los logros de la globalización y de la transformación digital.

Ante el avance del E commerce, que el año pasado facturó $ 156.300 millones en el país, las distintas industrias comienzan a moverse para subirse al tren de las ventas en línea de los argentinos, tanto en el país como en el exterior.

 

 

En el 2017 se vivió un fenómeno similar al del 2016. Si bien la baja en el consumo afectó a casi todos los rubros, el comercio electrónico fue la excepción, ya que durante el 2017, según un informe de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), a nivel local aumentó un cincuenta y dos por ciento la facturación por ventas online.

Se vendieron 96 millones de productos a través de 60 millones de órdenes de compra, un veintiocho por ciento más que en 2016, y a razón de 263.000 productos por día.

Argentina viene posicionándose como un jugador clave en el mercado de comercio electrónico en la región. Los más de treinta millones de usuarios de internet y una penetración de la red de más del sesenta y nueve por ciento lo vuelven un player atractivo para los marketplaces internacionales.

El setenta y cinco por ciento de los argentinos realiza compras online en sitios web y solo el diez por ciento lo hace en aplicaciones.

En resumen, esto significa que, durante el 2017, el comercio electrónico representó el 1,3 % del PBI argentino.

Desafíos del comercio electrónico

Ahora bien, las cifras son muy buenas, pero todavía están lejos de aproximarse proporcionalmente a las de los países más desarrollados. Y esto no es un dato desalentador; por el contrario, es un estímulo para ajustar las clavijas y continuar creciendo.

En el 2016, el E commerce todavía representaba una pequeña porción del total de las ventas de los negocios, en concreto, casi 2 % según las estimaciones de Forrester and Channel Advisor Estimates.

Sin embargo, ese número podría crecer y llegar al 3 % para el 2019. Esto equivaldría a un crecimiento superior al cincuenta por ciento y una fuente de ingresos millonaria. Los pronósticos, pues, solo auguran crecimiento.

Una dificultad especial: las tarjetas de crédito

Una de las mayores ventajas para los usuarios es poder comprar productos luego de explorar las distintas tiendas en línea del exterior. Desde gadgets como teléfonos y tablets hasta indumentaria y libros, todo se puede conseguir en la red.

Ipsos realizó un estudio en 2015 a pedido de PayPal. El resultado mostró que la categoría ropa, accesorios y zapatos es la más solicitada vía E commerce, seguida muy de cerca por los dispositivos electrónicos con un treinta por ciento.

 

Ese mismo estudio arrojó más información útil. El dominio que los millennials tienen de la tecnología los convierte en uno de los principales públicos. Y los jóvenes de la Generación Y realizaron más compras en línea que el resto de los usuarios generales de internet durante 2015.

Sin embargo, los compradores nacionales se encuentran con un problema: solo el veintisiete por ciento de los adultos tiene tarjeta de crédito. Y si tenemos en cuenta las tarjetas internacionales, la cifra es todavía más baja.

Según el mismo estudio de Ipsos, el cincuenta y cuatro por ciento de los compradores en línea argentinos abandonó una operación transfronteriza en 2016. Esto se debe justamente a las dificultades de medios de pago, como comentábamos recién.

No obstante, a pesar de la falta de tarjetas de crédito, en el 2016, el E commerce superó a los shoppings en términos de facturación.

En este sentido, hay comercios online que, para ganar competitividad, han incorporado servicios como PayPal y Nubi, entre otros. Esto a fin de ofrecerle alternativas a aquellos consumidores potenciales que no cuentan con tarjetas.

Cifras del E commerce argentino en el 2017

Durante el año pasado, se vendieron noventa y seis millones de productos mediante sesenta millones de órdenes de compra. Esto representa un veintiocho por ciento más que en 2016, y a razón de 263.000 productos por día.

El ticket de compra promedio fue de 2.600 pesos, con un aumento del diecinueve por ciento con respecto al año anterior, según la última edición del estudio anual que lleva a cabo la CACE.

Sin ir más lejos, esta institución, la CACE, es ella misma un caso de éxito: hace tan solo cinco años contaba con 200 socios. Hoy en día, cuenta con 1300.

Además, en el 2017, un once por ciento de los usuarios de Internet en la Argentina compró, al menos, una vez por semana (el año anterior esta cifra era del siete por ciento). A la vez, un treinta y cinco por ciento compró, al menos, una vez al mes.

¿Llega Amazon a la Argentina?

Todos conocemos a la compañía de E commerce más grande del mundo. Recientemente, ha firmado acuerdos con el presidente Mauricio Macri.

En principio, aparentemente, se trata de la apertura de una oficina administrativa. ¿Pero cuál sería la razón para solo abrir una oficina administrativa…?

Según ha trascendido, al consorcio económico de Amazon lo ha entusiasmado el crecimiento del E commerce en la región. En este sentido, recordemos que la empresa ya opera en Brasil desde hace cinco años.

¿Qué sucederá para empresas como Mercado Libre? ¿Qué sucederá con las tiendas online independientes?

Solo el tiempo dirá. De lo que no caben dudas es de que debemos prepararnos.