Consejos para el cuidado de los frenos

En cualquier vehículo el sistema de frenos juega un papel clave, porque es el encargado de detener el vehículo y brindar la máxima seguridad. Para conseguir los mejores precios en el cambio de tus frenos debes visitar www.motortown.es, porque allí también te encontrarás con mecánicos profesionales que te brindarán su ayuda.

Pero, es probable que no sepas mucho sobre el cuidado de los frenos de tu vehículo, y por este motivo te he preparado este post. Aquí encontrarás información valiosa que te permitirá cuidar de una forma bastante eficiente tu sistema de frenos y tener así el máximo rendimiento en tu coche.

¿Cómo evitar que tus frenos se rompan?

Siempre será importante que cuides el sistema de frenos, puesto que es la única forma en la que se puede tener un gran rendimiento en tu vehículo. Para hacerlo de una forma óptima fíjate en lo siguiente:

Evita un desgaste excesivo de la goma de frenado

La goma de frenado es la encargada de ejercer presión sobre el disco de freno para que tu vehículo pueda detenerse de una forma óptima. En todo caso, debes asegurarte de no desgastarla demasiado porque se podría producir una fricción entre metales.

Lo ideal es que la goma no pase por debajo de los 3mm, aunque los talleres mecánicos recomiendan que se cambien las pastillas cuando tengan un 30% de la goma de frenado.

Evita la cristalización

La cristalización es un proceso que hará que tus frenos pierdan vida útil, y que los afectará de una forma negativa. En todo caso, esta se produce por el sobrecalentamiento de las pastillas que sucede cuando utilizas de forma excesiva los frenos.

Es común cuando circulas por zonas que tienen muchas bajadas, motivo por el cual, debes asegurarte de utilizar el frenado con el motor en estas zonas. Así, evitarás que las pastillas se cristalicen y puedan causar averías sobre los discos de frenos.

Realiza revisiones periódicas

Las revisiones periódicas son importantes, en especial porque estas permitirán que se puedan detectar problemas en el sistema de frenos. Se deben hacer cada 20.000 kilómetros, porque la vida útil de los frenos dependerá en gran medida de tu estilo de conducción.

En estas revisiones se debe verificar el nivel del líquido de frenos que debe ser el adecuado para el vehículo. Además, se debe hacer el ajuste de la distancia de frenado, para que no vayas a tener accidentes en las vías por una distancia de frenado demasiado larga.